Todo cambia

Hace unos meses publique mi marca, y si bien una de las metas era crear una marca sólida, no puse en mismo énfasis en crear algo que envejeciera bien, ni que se adaptara a diversos usos: si pudiera volver a trabajar en ella, la retocaría para hacerla más adaptable.

Con ello en mente, he estado trabajando en algunos rediseños que rescaten el espíritu de la actual marca y lo trasladen a los diversos escenarios donde se utilizará. Pero el enfoque principal es que logre envejecer bien: cuando inicie el desarrollo de la primera marca estaba abocado en el diseño web, especialmente el diseño universal, y consideraba abarcar productos y servicios a la oferta eventualmente.

Todo mañana acaba llegando, y desde que inicie el desarrollo de la marca comencé a experimentar con algunos prototipos de productos y servicios (a lo largo del año irán apareciendo) que representan más desafíos en la versatilidad de la marca a mediano plazo: puedo esperar a que lleguen y entonces resolverlos o bien puedo poner manos a la obra y resolverlo ahora.

Por último, necesito unificar mi universo web profesional con el personal, puesto que no se puede comprender uno sin el otro. Eso significa darle más cariño a galaz.me para que deje de parecer un Tumblr sin contenido y convertirlo en la puerta de entrada para este espacio y el profesional.

Cambia, todo cambia.